miércoles, 23 de abril de 2008

Preguntale a Alicia


Autor: Anónimo
Publicación: 1971
Punto de Lectura
256 páginas
La portada, la editorial y las páginas no corresponden al libro que leí.

La triste historia de Alicia. Una adolescente que teniendo -en apariencia- todo para ser feliz está descontenta con su físico y obsesionada por la falta de popularidad entre sus compañeros. Su inseguridad, baja autoestima y el ambiente escolar la llevan a incursionar erradamente en el mundo de las drogas. Su único refugio es la escritura de este diario de vida, cuyo contenido es un reflejo estremecedor del abismo de las drogas y las raíces sociales y familiares de toda adicción.
Alicia es una joven que está en la pubertad y por tanto sus sentimientos y pensamientos están en un desorden típico de la gente de su edad. Su inclusión en la droga comienza por accidente con un grupo de conocidos en una fiesta, y poco a poco ella termina probando una gran cantidad de estupefacientes. Claro que estas experiencias no se las confía a nadie, sólo a su diario, a modo de desahogo, alegría o ansiedad, a pesar de tener una familia llena de amor y preocupación por ella.
Esta desgarradora historia es, sin duda alguna, una de las más fuertes que he leído. Y no sólo por lo que se cuenta, sino por ser una historia verídica, por la protagonista y por la humana forma en que está relatada. ¿Cómo puede nuestra vida ser tan dolorosa y podemos soportar tanto? Somos unos seres que pueden soportar una carga emocional descomunal, y tarde o temprano explotamos si no compartimos este dolor con otra persona.
Alicia pasa por una serie de experiencias traumáticas, desde el abandono de su hogar hasta el internamiento en una clínica, además de tener una intensa vida sexual (como consecuencia de la droga y sus malas amistades), eventos en su vida que la hacen aprender pero a sí mismo, sentirse más inestable.
Una de las partes que me chocó del libro es cuando, drogada, sale de su casa y llega a otra ciudad (en esa parte del diario las anotaciones no tienen fecha), donde se reúne con personas en igual posición. En esta etapa uno se adentra más en la vida de los adictos que no poseen dinero. Son infelices y lo pasan mal (en cualquier lugar).

Nota: 6.2 / 7
El amor, la pena, el miedo, las recaídas, la recuperación, la enemistad y tantos otros elementos destacables de este libro lo hacen ser un imprescindible en la biblioteca personal. La cruenta realidad de esta muchacha que es y va a seguir siendo inocente y afable es digna de ser leída, y los que no apreciaron el valor literario y humano de esta novela, creo que leyeron otro libro.
Este relato es real y es triste que las historias terminen como uno no quiere que lo hagan: el final te deja estupefacto.